De todo para todos!
No te voy a olvidar Brasil 2014

Mi historia con el fútbol es larga y extensa. Cuando era enano (un poco más de lo que soy) soñé con jugar fútbol y pisar una cancha profesional. Pasaron los años y no se dieron las cosas.

image


No importo el no poder jugar como profesional para dejarlo todo en una cancha amateur y sentir el deporte más lindo del mundo como si fuera el 10 de la Selección.

Fui creciendo y viví los partidos desde las tribunas. Pude ver a la Selección del 90 con una banda de jugadores que nos puso a soñar. Luego pasaron 16 años de historias que hoy no valen recordar.

Como amante del fútbol, siempre soñé con ver a nuestra Selección haciendo historia y más en un Mundial. Pero también soñaba con estar en las tribunas viviendo de cerca la hazaña. 

Pues bien en el 2014 la historia se escribió. 

Recuerdo bien que decía que a Brasil iba como fuera.  Que sería tal vez el único Mundial al que podría ir. 
Comenzó el Mundial y yo seguía desde lejos los goles de la Tricolor. Viví el primer partido desde casa y trabajando. Salte y grite como loco cuando Miñia marcó el primero y después se salieron las lagrimas con los otros dos.

Para Costa de Marfil y Japón estuve con mis compañeros de trabajo. Me fundí en un brazo con ellos para ir creciendo la esperanza y viviendo la historia, pero desde lejos. (Un sin sabor que estaba pronto de acabar)

Un jueves en la noche hice unas cuantas preguntas por whatsapp a lo que todo recibí un si. Un si que llenaba mi vida de alegría y que me daba la oportunidad de cumplir un sueño.


image

Me emocione y desperté a todos en casa para decir: ¡ME VOY PARA BRASIL!

Comenzó la travesía por un sueño, comprar pasajes, encontrar los más baratos, alistar todo en el trabajo y calmar la ansiedad.

Odisea, así fue mi viaje.
Más de 10 horas en Panamá que parecían eternas. Horas donde camine el aeropuerto, conocí nuevos amigos y hasta trabaje a la distancia.
Después de la espera, llegó la hora.

image

Brasil, mi sueño fue hecho realidad. ¡ESTABA EN UN MUNDIAL!  

Llegue y después de más 24 horas de viaje, lo único que pude decir a quienes ayudaron para este sueño fue GRACIAS. Hoy se lo vuelvo a decir, mil gracias.

Brasil, Mundial y la mejor Selección Colombia de todos los tiempos. ¿Qué más podría pedir? 

Nada, no estaba pidiendo nada más.

Pero el 28 de junio de 2014 llegue al majestuoso Maracana y cuando baje de mi transporte, alcé mi cabeza y me di cuenta que esto era un sueño hecho realidad. (Salieron mis primeras lagrimas)

Caminaba por el alrededor del estadio miraba todo como si nunca hubiera ido a un estadio, vivía un sueño que todavía no lo creo.

En mi caminata escuche un Pablo, volteé y estaban algunos de mis artífices de mi sueño. Me invitaron en a una cerveza, hable con ellos y entre mi emoción, les volvía a decir gracias. 

Salí de nuevo a caminar y a seguir viviendo mi sueño. Entre a la cancha y allí me di cuenta que todo siempre tiene una recompensa. (Las lagrimas volvieron a salir)

image

Después  lo que vino fueron emociones: El himno, hacer amigos en el estadio, cantar con brasileros, saltar en los goles y más.

Estaba en el día en que un 10 de la Selección, James Rodríguez, se consagraba como un crack. Estaba en el día en que Colombia rompía su historia del fútbol para poner un nuevo escalón. Estaba en el día en que el Mundo habló de un país lleno de personas que trabajan para cumplir sus sueños como yo.

Estaba en el día que siempre soñé y que hoy me sigue robando sonrisas, lagrimas  y agradecimientos.

Resultado 2-0.
Salir, caminar, saltar, cantar,  abrazarme con viejos amigos que encontré en mi travesía, llorar y llegar de nuevo a descansar para sentir la alegría de un sueño hecho realidad.

Después de ese 28 de junio del 2014, me dedique a vivir el Mundial. A hacer amigos en el Fan Fest, en perderme en Rio de Janeiro,  en tomarme una caipiriña en frente de la playa de Copacabana, en salvar a un Coreano de una perdida monumental y de vivir miles de historias que quedaran para siempre.

Volví a Colombia a seguir soñando con un grupo de jugadores  y cuerpo técnico que unieron un país.

Partido contra Brasil y ya todos sabemos qué paso. Nos fuimos (digo nos fuimos, porque usted y yo hicimos parte del mismo sueño de los 11 guerreros) con la frente en alto. 

Hoy termina el Mundial 2014, Campeón Alemania.

Colombia se va con el honor de ser reconocido por todos por el “jogo bonito”, también con el goleador, con el equipo Fair Play, pero sobre todo con la sonrisa de miles de colombianos, que como yo soñaron y cumplieron sus sueños.

Brasil 2014, no te voy a olvidar.

Cumplí un sueño, vi a una Selección que nos dará más alegrías, vi un país unido, viví mi trabajo como nunca, llore de alegría, cante con usted el himno como nunca, me lleve nuevos amigos, me lleve una recompensa por mi trabajo, me lleve los mejores recuerdos.

De nuevo gracias Selección, de nuevo gracias a la vida por tanto, de nuevo gracias a ustedes. 

image

dssdd
Cargando recurso multimedia…
1 of 42
Comenta, Comparte y difunde ----- Pablo Vidal ---- pabviduk@hotmail.com --- Colombia